jueves, 3 de abril de 2008

MORIR EN LA POESÍA




Caminamos hacia el mar despidiéndonos del sol
que se sumergía en una ola.

Ella me dijo:
La poesía está prohibida, como el vino,
pero yo en la poesía muero.
¿Quién es Lara, Aisha
o este horizonte cerrado?
Le respondí: Ella es el amor perdido y el tiempo ausente,
y si quieres más,
ven, sumerjámonos en el mar.



(Del poemario: El jardín de Aisha, 1989).

Abd Al Wahhab Al Bayati.

2 comentarios:

C.J.Orgaz dijo...

Es genial que puedas acercarnos parte de una cultura de la que a menudo sólo se cuenta lo malo... Sigue así!!! Besos

Katbago dijo...

Qué bonito Esther!!! Tienes alguna compilación de poesía árabe? Me la tienes que dejar. Beso